Sal de Mar

Teniendo en cuenta que algunos aún desconocen sus maravillosas propiedades, a continuación queremos destacar las 10 principales.

  1. Fortalece el sistema inmunitario

Los nutrientes que contiene la sal marina son útiles para aumentar la producción de anticuerpos por parte del sistema inmunitario. Su consumo, en mínimas dosis, contribuye a prevenir los resfriados, la gripe y otras infecciones virales que atacan el organismo.

  1. Ayuda a alcalinizar el cuerpo

Este ingrediente es un gran apoyo para la alcalinización del organismo, ya que no ha sido expuesto a altas temperaturas ni se le han reducido sus propiedades nutricionales.

Sus minerales esenciales contribuyen a regular el pH de la sangre, promoviendo la expulsión de las toxinas y los compuestos ácidos.

  1. Combate el asma

Por su acción antiinflamatoria y calmante, este tipo de sal es una solución natural contra la irritación de las vías respiratorias.

Cuenta con un ligero efecto expectorante que ayuda a reducir el exceso de producción de flemas. Así, evita la obstrucción de los conductos.

De hecho, resulta muy beneficiosa para los pacientes con asma, ya que alivia las dificultades para respirar.

 4. Protege la salud cardiovascular

Al diluir media cucharadita de sal marina en agua tibia se obtiene un remedio natural para controlar los niveles altos de colesterol y presión arterial.

Si bien la sal no está recomendada para los hipertensos, esta variedad puede ingerirse en pequeñas dosis sin que represente un peligro.

Su alto contenido de minerales esenciales contribuye a reducir el riesgo de aterosclerosis, infartos y derrames cerebrales.

  1. Alivia los dolores musculares

La sal marina contiene altos niveles de potasio y magnesio, dos minerales vitales para el buen funcionamiento de los músculos.

Estos compuestos ayudan a disminuir la tensión, en especial tras realizar algún tipo de actividad deportiva o de alta exigencia física.

De paso, regula los niveles de electrolitos que, por la pérdida de líquidos, tienden a desestabilizarse.

  1. Combate la depresión

Gracias a sus propiedades, este ingrediente natural ayuda a mantener los niveles de melatonina y serotonina, dos sustancias químicas relacionadas con la sensación de bienestar.

Tras ingerirla, se inhibe la producción de cortisol y, por lo tanto, disminuye el estrés y la depresión.

 7. Favorece la digestión

Por su aporte de cloruro, la sal marina ayuda a producir ácidos naturales para optimizar el proceso de digestión de los hidratos de carbono y proteínas.

Su absorción aumenta la presencia de enzimas digestivas y bacterias saludables que, en conjunto, trabajan para remover los desechos y almacenar los nutrientes.

 8. Ayuda a dormir bien

Por su capacidad para estimular la producción de melatonina, este ingrediente puede ser de gran ayuda para los pacientes con insomnio y trastornos del sueño.

Tomada antes de dormir con agua caliente ayuda a relajar el cuerpo y la mente. Así, induce a un sueño profundo y sin interrupciones.

A su vez, contribuye a limpiar las mucosas del cuerpo, por lo que reduce los ronquidos relacionados con la obstrucción de las vías respiratorias.

 9. Optimiza las funciones cerebrales

Los minerales esenciales que brinda este ingrediente son muy beneficiosos para el funcionamiento del cerebro.

Al ser asimilados en el cuerpo, mejoran el proceso de información y comunicación de las células cerebrales, lo cual resulta clave para la concentración y la memoria.

 10. Previene el envejecimiento prematuro

El efecto antioxidante y alcalino de este producto orgánico lo convierten en un gran apoyo contra el envejecimiento prematuro de las células.

Esto quiere decir que, añadido en la dieta, ayuda a reducir el riesgo de padecer enfermedades crónicas a nivel físico y mental.

Además, dado que apoya la desintoxicación, es un buen complemento para evitar las arrugas y otros signos cutáneos de la edad.

Categoría:

Teniendo en cuenta que algunos aún desconocen sus maravillosas propiedades, a continuación queremos destacar las 10 principales.

  1. Fortalece el sistema inmunitario

Los nutrientes que contiene la sal marina son útiles para aumentar la producción de anticuerpos por parte del sistema inmunitario. Su consumo, en mínimas dosis, contribuye a prevenir los resfriados, la gripe y otras infecciones virales que atacan el organismo.

  1. Ayuda a alcalinizar el cuerpo

Este ingrediente es un gran apoyo para la alcalinización del organismo, ya que no ha sido expuesto a altas temperaturas ni se le han reducido sus propiedades nutricionales.

Sus minerales esenciales contribuyen a regular el pH de la sangre, promoviendo la expulsión de las toxinas y los compuestos ácidos.

  1. Combate el asma

Por su acción antiinflamatoria y calmante, este tipo de sal es una solución natural contra la irritación de las vías respiratorias.

Cuenta con un ligero efecto expectorante que ayuda a reducir el exceso de producción de flemas. Así, evita la obstrucción de los conductos.

De hecho, resulta muy beneficiosa para los pacientes con asma, ya que alivia las dificultades para respirar.

 4. Protege la salud cardiovascular

Al diluir media cucharadita de sal marina en agua tibia se obtiene un remedio natural para controlar los niveles altos de colesterol y presión arterial.

Si bien la sal no está recomendada para los hipertensos, esta variedad puede ingerirse en pequeñas dosis sin que represente un peligro.

Su alto contenido de minerales esenciales contribuye a reducir el riesgo de aterosclerosis, infartos y derrames cerebrales.

  1. Alivia los dolores musculares

La sal marina contiene altos niveles de potasio y magnesio, dos minerales vitales para el buen funcionamiento de los músculos.

Estos compuestos ayudan a disminuir la tensión, en especial tras realizar algún tipo de actividad deportiva o de alta exigencia física.

De paso, regula los niveles de electrolitos que, por la pérdida de líquidos, tienden a desestabilizarse.

  1. Combate la depresión

Gracias a sus propiedades, este ingrediente natural ayuda a mantener los niveles de melatonina y serotonina, dos sustancias químicas relacionadas con la sensación de bienestar.

Tras ingerirla, se inhibe la producción de cortisol y, por lo tanto, disminuye el estrés y la depresión.

 7. Favorece la digestión

Por su aporte de cloruro, la sal marina ayuda a producir ácidos naturales para optimizar el proceso de digestión de los hidratos de carbono y proteínas.

Su absorción aumenta la presencia de enzimas digestivas y bacterias saludables que, en conjunto, trabajan para remover los desechos y almacenar los nutrientes.

 8. Ayuda a dormir bien

Por su capacidad para estimular la producción de melatonina, este ingrediente puede ser de gran ayuda para los pacientes con insomnio y trastornos del sueño.

Tomada antes de dormir con agua caliente ayuda a relajar el cuerpo y la mente. Así, induce a un sueño profundo y sin interrupciones.

A su vez, contribuye a limpiar las mucosas del cuerpo, por lo que reduce los ronquidos relacionados con la obstrucción de las vías respiratorias.

 9. Optimiza las funciones cerebrales

Los minerales esenciales que brinda este ingrediente son muy beneficiosos para el funcionamiento del cerebro.

Al ser asimilados en el cuerpo, mejoran el proceso de información y comunicación de las células cerebrales, lo cual resulta clave para la concentración y la memoria.

 10. Previene el envejecimiento prematuro

El efecto antioxidante y alcalino de este producto orgánico lo convierten en un gran apoyo contra el envejecimiento prematuro de las células.

Esto quiere decir que, añadido en la dieta, ayuda a reducir el riesgo de padecer enfermedades crónicas a nivel físico y mental.

Además, dado que apoya la desintoxicación, es un buen complemento para evitar las arrugas y otros signos cutáneos de la edad.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Sal de Mar”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *